martes, 23 de abril de 2013

16º Festival de Málaga: la Sección Oficial languidece y ZonaZine sorprende.

Día 3: el terror divide y la crítica social no acierta.

Tercera jornada de un Festival que, para no faltar a la tradición, cerraba su primer fin de semana de vida haciendo entrega de un merecidísimo Premio Málaga-Sur a toda una vida al enorme Jose Coronado, que lo recogía en la gala nocturna del domingo visiblemente emocionado. Y también, para no faltar a la tradición, la Sección Oficial ha comenzado su programación entre semana proyectando algunos de los títulos, a priori, "menores" del concurso. La primera en llegar ha sido Diamantes negros, de Miguel Alcantud, drama que pretende concienciar acerca de la historia de los niños que llegan a Europa desde África movidos por los intereses de algunos de los equipos de fútbol más importantes del mundo. “Empecé a documentarme sobre el tema antes incluso de saber que quería hacer la película, pero me di cuenta de que era una problemática real y no un asunto residual. Es una historia basada en hechos reales, documentada y estructurada, aunque no nos interesaba hacer una crónica periodística ni reflejar tremendismo”, ha declarado Alcantud en la rueda de prensa posterior a la proyección de su película, según recoge el Diario Sur.


Concretamente, la película nos cuenta el viaje de Amadou y Moussa, que llegan a Madrid desde Mali tras ser captados por un ojeador de fútbol profesional y cómo las experiencias que viven en Europa les mostrarán el engaño del que han sido víctimas. El reparto está conformado en su mayoría por jóvenes malienses que nunca antes se habían puesto delante de una cámara. Setigui Diallo y Hamidou Samaké son los encargados de dar vida a los protagonistas de Diamantes negros, secundándoles actores tan conocidos como Carlos Bardem y Guillermo Toledo, muy sensibilizados con la problemática africana en sus vidas públicas. Sin embargo, la película parece haber protagonizado el primer traspiés de la Sección Oficial, pues según leemos en losExtras: "Este ejercicio de pretendida crítica que mira a los problemas desde la comodidad del primer mundo es todo impostura (...) y dejando de lado la cuestión referente a los clubes de fútbol que propician la situación que retrata la película para centrarse en las miserias del pobre aspirante a estrella del fútbol, con la consiguiente falta de denuncia y crítica". En el diario La Opinión de Málaga, tampoco se muestran muy entusiasmados, concluyendo que estamos ante "un docudrama para completar un programa de La Noche Temática sobre el lado oscuro del fútbol".

Mucho mejor recepción parece haber tenido el otro título del día o, por lo menos, una parte de la crítica se ha mostrado complacida con la propuesta del novel Jesús Monllaó, Hijo de Caín, basada en el best-seller "Querido Caín" de Ignacio García Valiño. Especie de thriller psicológico que nos cuenta el drama que vive una familia a punto del colapso, donde Nico es un adolescente de carácter rebelde e introvertido, y obsesionado por el ajedrez, algo que preocupa a sus padres, Carlos y Coral, que recurren a un psicólogo infantil para tratar la patología de su hijo, inicio de una intriga inquietante. La película cuenta con el protagonismo del joven y desconocido David Solans, pero posee su gran poder de convocatoria en el co-protagonismo del homenajeado Jose Coronado. Ambos están secundados por María Molins y Julio Manrique.

La crítica desplazada en Málaga se ha mostrado dividida, como prueban las opiniones recogidas en El Blog del Cine Español, para los que Hijo de Caín "pierde todo su interés ante unos giros que son fácilmente previsibles para una gran mayoría de los espectadores", mientras, por el contrario, en losExtras señalan que "la discreta previsibilidad de su guión no empaña la sólida construcción de personajes, las tensas situaciones y la talentosa realización que, en resumen, arman una película que juega con el espectador y genera desasosiego con un uso más que eficiente de los parámetros del thriller". Incluso en el apartado interpretativo divergen, opinando los últimos que tanto Coronado como Molins podrían tener serias posibilidades de obtener los premios de interpretación. Por su parte, en La Opinión tiran por la vía de en medio: "esta entrada en el subgénero 'este chico es un demonio' consigue lo que pretende: entretener desde presupuestos comerciales. Eso sí, se le ven bastante las costuras". Con premios o no en el Festival de Málaga, Hijo de Caín tiene ya previsto su estreno en salas para el próximo 31 de mayo.

ZonaZine, día 1: la comedia sorpresa.

La sección paralela por antonomasia del Festival de Málaga Cine Español es ZonaZine, también competitiva, y este año presenta una serie de propuestas de lo más divergentes entre sí. El domingo se daba el pistoletazo de salida para esta competición con la proyección de la comedia de bajo presupuesto Esto no es una cita, de Guillermo Groizard, que, parece ser, sorprendió a la práctica totalidad de la platea debido al exquisito y muy saludable sabor de boca que dejó entre los asistentes a su pase de prensa. La cinta, que repite el esquema de las comedias románticas clásicas para treintañeros, parece romper los moldes y, según El Blog del Cine Español: "En Esto no es una cita aprueban con notable alto su guión, muy ameno y divertido, con buenos gags durante todo el metraje; y el actor principal Darío Frías". Junto a Frías, encontramos un reparto con algunas caras conocidas, como las de Virginia Rodríguez, Alexandra Jiménez, María Garralón o Fernando Cayo. Todavía es pronto para hacer un juicio sobre el palmarés, pero desde dicho blog apuestan a que la película de Groizard tiene el Premio del Público en el bolsillo.


Reacciones:

0 comentarios: